Rosa-Violán: «La iluminación es el 50% del proyecto» – BioscaBotey